MORAIRA

MORAIRA

Un buen destino para jugar al golf

Su peculiar orografía y relieve sorprende al visitante y le motiva hacia una aventura de descubrimiento por los 8 kilómetros de playas y calas que ofrece el municipio.

Teulada-Moraira, municipio situado en la provincia de Alicante, a 120 km de Valencia y tan sólo 80 de la ciudad de Alicante, permitiendo un fácil acceso desde la Carretera Nacional 332 o desde la autopista AP7, en la salida nº 63.  Su óptima comunicación permite llegar directamente hasta aquí con automovil, autobús (línea Alicante-Valencia), tren (línea Denia-Alicante).

Ubicada en la comarca de la Marina Alta, tiene como poblaciones vecinas El Poble Nou de  Benitatxell, Benissa y Gata de Gorgos. Cuenta actualmente,  con alrededor de 14.000 habitantes.

El  clima  es mediterráneo y la temperatura media de 18º a lo largo del año

Con una altitud de 185 m sobre el nivel del mar, 8 km de costa  y una extensión total de 32 km2, este municipio cuenta con dos núcleos urbanos, Teulada y Moraira. El resto del término municipal, presume de tener una magnífica planificación urbanística desarrollada de manera horizontal, configurando así una ciudad jardín caracterizada por viviendas unifamiliares, que sirven para acoger tanto a los residentes  como a los numerosos visitantes que llegan hasta aquí para pasar sus vacaciones.

Playas

Con 8 kilómetros de costa, galardonadas con la Bandera Azul de la Comunidad Europea, y con multitud de servicios de socorrismo y vigilancia medioambiental lavapies, restauracion, juegos para niños etc… le han valido a Teulada-Moraira conseguir la certificacion de los sistemas de Calidad ISO 9001 y Gestion Medioambiental ISO 14001. (ver más)

Espacios naturales

El Cap d’Or: Es una estrecha península que se adentra en el mar casi 1 km. Alberga una vegetación natural rica y diversa. Desde el año 2002 forma parte de la red de microreservas de flora de la Comunidad Valenciana. Algunas de las especies a destacar son: la aliaga marina, la silene de Ifach, el lentisco, el palmito y el romero. En cuanto a la fauna destaca la presencia de conejos, zorros, erizo común, tejón, garduña y rata campestre, y aves como el halcón peregrino, roquero solitario, vencejo común y perdiz común. Esta zona ha sido habitada desde la prehistoria. Prueba de ello son los valiosos yacimientos arqueológicos del Paleolítico, encontrados en la Cova de la Cendra, además de los restos de un poblado íbero.

La Cova de les Rates: Es una cavidad situada dentro de la zona del Cap d ‘Or formada por la acción erosiva del agua sobre la roca caliza. Desde el año 2004 está declarada como RESERVA DE FAUNA SILVESTRE por parte de la Consellería de Territorio y Vivienda de la Generalitat Valenciana, por ser uno de los refugios más importantes de diversas especies de murciélagos (“rates penades”). Es además yacimiento arqueológico de la edad de bronce y de la época íbera.

La Marjal del Senillar: Es un humedal costero junto a la playa de l ‘Ampolla, que cuenta con tres ambientes diferentes: las lagunas, las riberas y las dunas, con diferentes especies de flora y fauna. Fue declarada RESERVA DE FAUNA SILVESTRE en el año 2004, ya que alberga una población de peces denominado “fartet”, en peligro de extinción.

La Solana de Canor y la Serra Cel·letes: Se accede desde la Nacional 332. Es una zona montañosa con una altitud máxima de 402 m., 130 hectáreas de superficie y un relieve abrupto. Ha sido declarada en el año 2006 como Microreserva Vegetal.

La Vall de les Sorts: Es un valle agrícola que destaca por sus cultivos de vid (variedad moscatel romano), con un importante valor paisajístico y ambiental. Por ello tiene la declaración de Paisaje Protegido desde el año 2006.

(Fuente: Catálogo “Lugares de Interés Ambiental del Municipio de Teulada” Concejalía de Medio Ambiente).

Gastronomía

El visitante que llegue hasta aquí puede disfrutar de unas variadas propuestas gastronómicas. En los numerosos restaurantes de Teulada-Moraira, algunos de ellos recomendados por la prestigiosa Guía Michelín, se pueden probar exquisitos manjares, combinando la cocina tradicional, con otras nacionalidades, tales como la italiana, alemana, oriental o francesa.

El pescado: Con la marca de calidad Bahia de Moraira, capturado utilizando artes de pesca tradicionales.El pescado ofrece distintas y sabrosas combinaciones teuladinas como son el “putxero de polp” la “sopa de peix” o distintas salazones de melva, “bull” o “anxova”.

El arroz: es la estrella de la cocina teuladina, con exquisitos platos como el “arròs a banda”, “arròs amb fessols i naps”, “paella amb sardines y espinacs” o el “arròs negre”Un arroz meloso de pulpo, un “arròs de senyoret” o una cazuela de arroz al horno tienen sin duda algo que sabe a tradición.

El vino: Los blancos: Viña Teulada, seco con aroma a flores mediterráneas, el Bahía de Moraira, semi-seco y La Marina, ligero y  con un punto de aguja.

Los tintos, el joven Viña Teulada y el crianza Lluna Plena.

El rosado Bahía de Moraira y el Vermut, rojo y amoscatelado.

Muy originales son el Pitágora,espumoso de finas burbujas, y el Tegulata, único y primer cava elaborado con variedad moscatel romano.

En cuanto a las Mistelas destaca el tradicional Moscatel “Mistela Selecta de Teulada” y el “Moscatel Reserva”, de uvas semipasificadas.